Menorca, reserva de la biosfera

Menorca, 20 aniversario Reserva de la Biosfera

Menorca cumple 20 años como Reserva de la Biosfera

Para celebrarlo el Consell Insular de Menorca ha elaborado un logotipo conmemorativo del 20 aniversario de la declaración de Menorca como Reserva de Biosfera por parte de la UNESCO.

Menorca es la isla más oriental de las Baleares. Su privilegiada posición en el centro del Mediterráneo occidental, la ha condicionado durante toda su densa historia, siendo punto obligado de refugio y pieza codiciada por su valor estratégico para las civilizaciones que han surcado este legendario mar.

Reservas de la biosfera

Fenicios, Griegos, Cartagineses, Romanos, Árabes, Británicos, Franceses... arribaron hasta estas costas, enriqueciendo a su paso la cultura insular y cuyos rastros podremos ir adivinando en su folklore, gastronomía, toponimia o arquitectura.

Menorca, a pesar de sus reducidas dimensiones, ofrece al visitante la oportunidad de adentrarse en un microcosmos con unas condiciones medioambientales excepcionales, con un patrimonio cultural de gran valor y desarrollo socioeconómico armónico. Estas singularidades características han sido reconocidas por la UNESCO al otorgar a la isla en 1993 la declaración de Reserva de la Biosfera.

La isla se distribuye en ocho municipios: Maó, Ciutadella, Alaior, Es Castell, Ferreries, Es Mercadal, Sant Lluís y Es Migjorn Gran.

Política y administrativamente pertenece a la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares, que agrupa también a Mallorca, Eivissa y Formentera y dispone de Parlamento y Gobierno Autónomo con diversas competencias transferidas de la Administración Central del Estado Español.

El Catalán es la lengua propia del archipiélago.

Económicamente, Menorca ha sabido mantener un equilibrio entre los sectores agrícola (ganadería y derivados), industria (bisutería y calzado), y el de los servicios. No obstante en los últimos años, ha experimentado un fuerte crecimiento turístico, fruto de sus innumerables atractivos.

Al llegar a la isla, el visitante se sumergirá en una atmósfera de tranquilidad, en un mundo sin prisas, donde los sentidos se abren a una tierra de contrastes y color, bañada por unas aguas transparentes y bajo un cielo de intenso azul.

Descubrir sus tesoros puede convertirse en una apasionante aventura.

Más información sobre Menorca, reserva de la biosfera
www.biosferamenorca.org