Playas y calas de la Costa Sur de Menorca

Costa Sur de Menorca

Totalmente distinta de la parte norte, lo más característico son sus calas de arena blanca y algunas zonas de pino blanco, típico del mediterráneo. Suele proporcionar abrigo para la navegación cuando sopla el fuerte viento de tramontana.

Macarelleta
Cala d'en Gorrias - Sa Caleta

Pequeña cala de la costa de poniente, cercana a Ciutadella y muy frecuentada por los bañistas. Al entrar en ella desde el mar, vemos una torreta de planta circular que domina la entrada, llamada vulgarmente "Es Castellar". Esta rodeada de una pequeña muralla de piedra seca que presenta en la parte exterior una forma en terraplén.

Esta torre es uno de los pocos vestigios británicos que se conservan en el término de Ciutadella. Fue edificada durante la última dominación británica, el año 1799, por el Real Regimiento Escocés nº 46, como recuerda la inscripción en una de sus piedras.


Cala Blanca

Su nombre ya nos dice claramente su tonalidad, que efectivamente es así debido a la blanquísima arena de su playa y en si fondo del mar, dando una gran transparencia a sus aguas e incluso sus riscos que le dan forma son claros. Igualmente esta cala esta conectada a Ciutadella por la carretera que va hacia el sur hasta Cala'n Bosch, pero girando a mitad de camino a la derecha, con una distancia total de unos 4 Km. forma un entrante de 250 m. algo abierto a Poniente, y un ancho de playa de unos 50 m. por un centenar en profundidad dirección a su vaguada, teniendo a su izquierda un tupido pinar que se prolonga en buena parte hasta cerca del mar libre. Es una cala muy bonita y muy concurrida, y dispone de varios hoteles, apartamentos, restaurantes, bares y servicios de playa.

Cala'n Bosch y Son Xoriguer (Es Platjals)

Alrededor de esta playa y la de Son Xoriguer se forma la urbanización que empezó en el Cabo de Artrutx y que de cada vez se va extendiendo más hacia Levante. Son xoriguer no llega a ser cala por lo descubierta que queda cara al Sur pudiendo ser azotada por la marejadas de arco SO-S-SE. Su arena es blanquísima entre la que aflora alguna molesta roca; ya en el mar profundiza con suavidad, y los bañistas lo agradecen. Al ser una zona turística se puede tomar algo justo detrás de la playa, contemplando la gente bañándose y disfrutando del sol. Llegaremos aquí por la carretera de Cala'n bosch desde Ciutadella, después de recorrer unos 11 Km. de carretera y viales en perfectas condiciones.

Playas de Son Saura

Es prácticamente una pequeña bahía virgen, casi circular de unos 600 m de anchura, estando bastante resguardada gracias a su forma. Esta formada por dos espléndidas layas de arena blanca separadas por un reducido saliente cubierto de pinar. La que queda más al Este es la más ancha y mejor acondicionada tanto para bañarse como para relajarse bajo su contiguo pinar. Entre las dos las separa un canal de agua dulce que vierte al mar. Para visitarla, partiendo desde Ciutadella, hay que circular por el camino de Sant Joan de Missa, que va dirección SE y tomar las indicaciones correspondientes, haciéndonos pasar por un predio (lloc d'Es Banyul). En total son unas 9,5 Km. de camino en coche, en algunos tramos lento, pero pudiendo disfrutar del paisaje.

Es Talaier

Al este de las playas de Son Saura, se encuentra esta cala que se adentra unos 20 m., bastante abierta al SE y dividida al fondo por dos calitas con su correspondiente playa de arena color beige-claro y aguas cristalinas. Detrás de ellas hay un magnifico pinar ideal para comer y pasar el día.

Para acceder a ella deberán seguir las señalizaciones de Es Talaier en el camino de Sant Joan de Missa, al que se accede desde Ciutadella dirección SE. Desde esta pequeña cala puede accederse fácilmente a la mayor de las dos playas de Son Saura. (Interesante consultar playas de Son Saura).

Cala'n Turqueta

Esta cala virgen se halla entallada tierra adentro aproximadamente 400 m. con una anchura de un poco más de 10 m., rematado por una hermosa playa semicircular rota en su mitad por una lengua de rocas bajas que se internan unos metros en el mar.

Mar de aguas cristalinas con tonos azul-turquesa, fina arena blanca, y un pinar espeso muy verde que cubren los medianos acantilados, llegando este verdor hasta el mismo borde del mar. Posee todas las condiciones para pasar un día bajo los pinos, en la arena bajo el sol, o anclado con un barco deportivo de pequeño o mediano calaje.

Domina cala'n Turqueta una antigua torre vigía, desde donde la caracola daba el aviso de alarma cuando se acercaba a la costa alguna nave pirata.

Para llegar a esta cala partiendo de Ciutadella, se debe coger el camino de Sant Joan de Missa atendiendo a las señalizaciones de Cala'n Turqueta.

Macarelleta
Cala Macarella y Macarelleta

Estas dos calas vecinas se encuentran en el suroeste de la isla, al lado de Cala'n Turqueta, yendo hacia el Este. El camino de acceso llega hasta Macarella (la mayor) y el último tramo no es muy bueno, pero la visita lo merece. A Macarelleta se puede acceder desde Macarella andando a través de un camino que bordea el mar. Ambas calas son de arenas blancas muy finas y aguas limpias. Cerca de la playa de Macarella mana una fuente de agua dulce, que brota abundante y fresca durante todo el año. En los acantilados de ambas calas se abren numerosas cuevas artificiales prehistóricas, y en lo alto del promontorio situado entre Cala Macarelleta y el mar hay un reducto megalítico costero; se trata de un espacio abierto, inaccesible por tener acantilados por una parte y muralla por la otra. Es notable un pozo prehistórico al que se accede por una galería con peldaños excavados en la misma roca, que arranca en pendiente desde el interior del recinto fortificado, y cruza por debajo de las murallas hasta alcanzar el pozo situado en el Canal de Ses Arboces.

Cala Galdana

A esta bellísima cala se llega desde la carretera general apenas se ha salido de Ferreries hacia Ciutadella, por una carretera que se dirige al sur, amplia y bien asfaltada.

Es una zona turística por excelencia, con hoteles, restaurantes, tiendas, cafeterías, supermercados y demás instalaciones y servicios propios de un centro turístico importante.

Se trata de una de las calas más bellas de Menorca. Tiene forma de media luna y es de arenas blancas y finas. En ella desemboca el barranco de Algendar, con un pequeño arroyo navegable a lo largo de un kilómetro, hasta una fuente de agua dulce, la Font dels Eucaliptus, de agua fresca y pura. Desde este lugar pueden hacerse excursiones a pie a las calas vecinas: Cala Macarella y Cala Mitjana. En el sendero que une Cala Galdana con Cala Macarella se alzan, al borde del mar, las ruinas de una construcción erigida en el siglo XVIII por los ingleses: se trata de "the Barracks". En ambos casos el recorrido no supera los tres kilómetros y ofrece el aliciente de discurrir entre pinos.

Cala Mitjana

Esta cala se encuentra a un kilómetro hacia Levante de Cala Galdana. Desde la carretera de Cala Galdana hay un camino sin asfaltar que nos levará hasta ella, con un último tramo con bastante pendiente. también se puede ir andando desde la cala anterior por el "camí de cavalls" (camino peatonal que bordea la costa por casi toda la isla). La cala en sí es muy pintoresca, poblada de pinos y playa de blanca y fina arena de unos 100 m. de línea por 20 a 30 en profundidad donde topa con el bosque. Su forma es más bien abierta con dirección al Sur, entre unos acantilados de mediana altura, encontrando además una pequeña playa en la zona oeste (Cala Mitjaneta).

Cala Trebaluger

Es una hermosa cala, intocada y de muy difícil alcance por tierra. Forma un entrante de mar de unos 350 m. y un ancho medio de 150 m. resguardado por alturas bien cubiertas de pinar. Al fondo una gran playa ocupa toda su anchura, teniendo en su parte oeste una fuente de agua dulce y un torrente que procede del barranco llamado "barranc d'en Fideo" en el que se encuentran bastantes cuevas trogloditas.

Para llegar a este lugar, se ha de ir por la carretera que va a Ferreries a Es Migjorn Gran, antes de llegar a este último pueblo se ha de coger un camino a la derecha dirección O y después SO, rozando los "llocs" (predios) de Binicodrell, Albranca y otros más hasta llegar al de Trebaluger, luego tendrá que ir andando un ratito. Como hemos dicho al principio es de difícil acceso si no se conoce la zona, por eso si puede lo mejor es ir por mar, por ejemplo desde Cala Galdana.

Cala'n Fustam

De reducidas dimensiones aunque tiene una solitaria playa rodeada de arboleda. A su vera izquierda tiene una cueva muy espaciosa.

Es raramente visitada desde el interior a causa de que apenas tiene comunicación, pues la única es un sendero, "camí de cavalls", desde la cercana Cala Escorxada, la cual también tiene difícil acceso. Pero lo mejor es precisamente eso, podrá gozar de ella casi exclusivamente y le parecerá ser como un náufrago en una isla desierta, y cuando venga algún yate podrá pedir que le rescaten o sino mejor quedarse hasta el atardecer.

Cala Escorxada

Se encuentra a cuatro pasos de Cala Fustam, de la que la separa un saliente de 200 m. Es igualmente virgen y muy solitaria siendo conveniente hacer constar que los camino que recomendamos para esta playa resultan ser a través de fincas particulares y por ende tengan alguna barrera cerrada. No obstante se puede avanzar hasta donde alcance el camino público y el resto agotarlo a pie.

Volviendo a esta cala, diremos que esta conformada por una ensenada de 200 m. de incidencia por otros tantos de anchura; tiene a su fondo, una preciosa playa de blanca y fina arena, y un fondeadero para embarcaciones menores. Sus contornos están cubiertos de pinos. El itinerario que creemos más recomendable para poder visitarla es tomar el camino que nace en la carretera de San Cristóbal a Ferreries a un kilómetro del primero hacia la izquierda, por Binicodrell Nou, Torre Vella y Torre Nova, y un par de quilómetros más rodando o a pie por un camino de propiedad privada.

Binigaus

Se accede por la carretera de la Urb. de Santo Tomas de la población de Es Migjorn. Normalmente es una cala frecuentada por nudistas al estar algo apartada del resto de la urbanización.

Playa de San Adeodato

Es una franja de costa con playa de escasa anchura de 900 a 1000 m. de longitud. Su dorso es pedregoso y de pocos metros de altura, encima del cual el pisoteo de la gente ha marcado un sendero que llega a Binigaus; una paralela pared seca lo acompaña y limita con los campos de cultivo pertenecientes a la finca homónima. En toda esta parte de tierra baja el cultivo ha estado presente tan cerca del mar, como en ningún otro lugar de la isla, detalle que nos confirma su gran benignidad.

En su extremo oriental, que es donde muere la carretera, hay un bar-restaurante bien situado y la amplia zona para aparcamiento, así como el inicio de la vecina urbanización de Santo Tomás. Dista de la población de Es Migjorn unos 4 Km.

Playa de Santo Tomás
Esta preciosa playa es contigua a la de San Adeodato y casi podríamos decir unida a no ser por un pequeño saliente rocoso que las divide, es una playa con buenas condiciones de arena blanca y de suave entrante en el mar, abarcando toda la longitud de la urbanización, hasta su extremo de Levante que la cierra un recio promontorio rocoso dicho Punta Negra, que la parte que se apoya en la playa, nos ofrece un estupendo pinar y desde él una preciosa perspectiva.

Su enlace con San Cristóbal es la misma carretera de San Adeodato. En su urbanización figuran hoteles y apartamentos en primera línea, y donde el terreno va ganando altura, una amplia zona de chalets ordenadamente escalonados y ajardinados.

Playa de Son Bou

Es la más extensa de la isla con sus casi 3 Km. y un promedio de 40 m. de ancho arenoso.

Antiguamente se la conocía por Ses Canessies, motivado por un pueblo que parece hubo en los siglos IV-V del que únicamente quedan los restos de la basílica descubierta en el año 1951 y escavada poco después. Su arena es de color blanco-dorado en grano fino, sumergiéndose muy paulatinamente en el agua pudiendo los bañistas adentrarse en ella muchos metros tocando fondo.

Tiene servicios playeros, deportes náuticos y chiringuitos.A espaldas de la playa, una cresta con algunos pinos y matorrales hace de línea divisoria entre ella y un extenso prado, con una zona húmeda, aparcamientos, hoteles, restaurantes, comercios, club, toboganes acuáticos y demás elementos para hacer agradable la estancia a los visitantes.A su límite interior el terreno toma altura formando un frontal cuajado de chalets ajardinados aprovechando los pinares ofreciendo una bonita perspectiva.

Cala de Llucalari

Esta playa esta a escasa distancia de la playa de Son Bou, tenemos un desvío que dirige al Este hasta acercarse a una barrancada que es causa de la formación de la cala, siendo totalmente rocosa y formando una verdadera entalla contra el peñascal de Llucalari. Es poco frecuentada como no sea por el mar para probar suerte con la pesca.

Cala'n Porter

Esta cala se sitúa en la costa sur de Menorca en el sistrito municipal de Alaior, al sur de la ciudad, formando un cañón hundido en la desembocadura de un torrente.

Esta cala tiene mucha importancia sobre todo para el sector de Marina. Su urbanización se ha desarrollado mucho y se ha convertido en un importante centro de atracción del turismo extranjero, sobre todo por la maravillosa cala en la que se puede encontrar una arena muy fina y unas aguas muy azules. Además las blancas casas situadas en medio de la roca dan un atractivo especial a esta maravillosa cala, de una tranquilidad y relajación absoluta. Al lado de Cala'n Porter se encuentra la famosa Cova d'en Xoroi, antes de muy difícil acceso ya que se encuentra en un acantilado de gran altura. Actualmente se puede acceder fácilmente y además ha sido transformada en restaurante y sala de fiestas. Esta cueva estuvo habitada antiguamente por el hombre primitivo ya que se han encontrado restos arqueológicos de gran interés.

Cales Coves

La configuración de este pronunciado entrante viene a consecuencia del largo y frondoso barranco que se inicia al Sur de Alaior y que en su parte baja es ancho y fértil, con un torrente y una zona húmeda que tocan la playa.

De la bocana a la playa, mide aproximadamente unos 400 m. por 150 de anchura con acantilados de 50 m. a cada lado; la arena de la playa es de tacto agradable y color un tanto rosado cubriendo todo lo ancho de la falla y con una profundidad de 50 a 60 m., como también todo el fondo del mar que va descendiendo suavemente. Junto a la playa, por los mismos riscos y hasta un kilómetro hacia el interior, toda una urbanización con sus calles y jardines, con sus comercios, hoteles y apartamentos así como gran cantidad de chalets

Como diversión dispone de una original discoteca con leyenda incluida, ubicada en una gran gruta natural conocida por Cova d'en Xoroi. Sus comunicaciones con las poblaciones del interior son buenas; una carretera procedente de Maó por San Clemente llega a la playa y junto al acceso de la Cova.

Es Canutells

Aquí tenemos otro importante entrante, formado por acantilados de regular altura y el barranco que nace en las proximidades de Sant Climent; viene a ser el habitual contacto de este pueblo con el mar. Se interna de 300 a 350 m. con una anchura media de 120 m. en su primera mitad, y aproximadamente 80 m. en su parte adentrada, en donde finaliza con una playa de fina y tupida arena blanquecina, y en la que bañarse es una gozada. Si nos situamos a su fondo cara al mar, vemos a nuestra izquierda un pequeño muelle con un varadero y algunas cuevas escavadas a s vera, que son aprovechadas por los pescadores.

Una rústica escalera comunica con la parte alta donde se esta desarrollando una moderna urbanización, desde donde se puede descender a otra pequeña ensenada útil también para el baño. La parte oeste de la cala sigue al natural. Para venir hasta ella desde Maó, hay que ir a Sant Climent y a su misma entrada girar a la izquierda para tomar la carretera de Forma, en dirección Sur; a los dos Km. hallaremos otra a mano derecha que nos conduce directamente a la cala, con un recorrido total de unos 9,5 Km.

Coves des Castellà

Parecida a la zona de Cales Coves, con cantidad de cuevas naturales en el mismo acantilado. Arriba, una pequeña urbanización con vistas espectaculares al a costa de Menorca.

Cala de Binidali

A pesar de que en sus cercanías tiene algo urbanizado, la cala se mantiene virgen; tiene unos 200 m. de entrante por 100 de ancho, estrechándose bastante a su fondo, donde tiene una coquetona playa de unos 15 m. por 30 m. de solarium, prestándose muy bien para el baño ya que en el mar toma anchura y da pie un buen trecho, quedando bastante protegida.

Para visitarla saliendo de Maó hay que pasar el pueblo de Sant Lluís, el caserío de s'Ullestrar y la carretera de Binisafuller hasta la bifurcación en donde hay que optar a la derecha y sobrepasar la urbanización del Cap d'en Font para llegar a su final, cerca del mar, en una especie de rotonda donde se puede aparcar y admirar la cala desde lo alto. El resto no son más que cuatro pasos por sendero para llegar, bajando, a la misma paya, después de haber recorrido aproximadamente unos 12,5 Km.

Cala de Biniparratx

Esta playa tiene una profunda entalladura intocada, de 400 m. con altos terrenos rocosos cubiertos de verdes matorrales a todo lo largo de cada lado, a la vez que se curva en un ángulo de 45 grados.

Su anchura media es de 80 m. y en su playa al fondo unos 50, a donde no puede llegar nunca el oleaje. Presta buen tenedero para toda clase de embarcación. La favorece en gran medida el buen resguardo de Cap 'en Font. A causa de la inmovilidad del rompiente en la playa, su arena se nota algo embarrada aparte de estar mezclada con residuos de algas.A su derecha existen algunas cuevas milenarias escavadas contra los muros de roca. Su acceso es el mismo que la cala de Binidalí a diferencia de que hay que parar unos mil metros antes del barranco por donde hay que descender, convenientemente a pie, una vez aparcado el vehículo en el rellano del terreno junto la carretera. Es muy buena para dedicarse a la pesca con caña lanzada a ambos lados de la bocana.

Más información sobre playas y calas de Menorca
Wikipedia